La influencia del ozono en la conservación de la patata puede destruir bacterias, hongos y levaduras y puede controlar olores en los habitáculos de almacenaje de patatas. Sin embargo, varios factores deben ser reconocidos y tomados en cuenta.

ozono en la produccion de patata
conservación de la patata

Actividad fungicida.

Sólo pequeñas cantidades de ozono se necesitan para prevenir el crecimiento de hongos. Sin embargo, más altas concentraciones de ozono son necesarias para la destrucción de colonias ya existentes. La actividad fungicida del ozono se incrementa con el aumento de la humedad relativa. Su mayor actividad la tiene sobre la superficie de la fruta al no penetrar profundamente en ella.

Levaduras y mohos.

Las levaduras son atacadas más rápidamente por el ozono que las bacterias y las esporas de los hongos son incluso más resistentes al ozono que las de las bacterias.

Efecto de la humedad relativa.

La velocidad de descomposición del ozono en el aire se incrementa con la subida de la humedad relativa. Por esto, para que el tratamiento tenga una eficiencia óptima en habitáculos de almacenaje frío y húmedo, el ozono debe ser introducido y distribuido de forma rápida, de otra forma la descomposición puede ocurrir antes de que el ozono alcance el blanco de los microorganismos.

Condiciones de almacenaje

Debido a que el ozono actúa sólo sobre la superficie de las patatas, éstas deben ser almacenadas de tal forma que permitan la libre circulación del aire conteniendo ozono, al menos bajo condiciones de circulación forzada, para permitir su descomposición en las paredes del almacenaje, las maderas de los embalajes y permanecer todavía en concentración suficiente para dar la acción bactericida y fungicida deseada.